Blog

Cómo conducir con viento

Volver
Inicio Blog Cómo conducir con viento

31 ene

Cómo conducir con viento

Me gusta

El viento provoca unos 270 accidentes anuales de media, lo que significa que se le atribuyen el 5% de los accidentes con mal tiempo. Y es que puede que sea el fenómeno meteorológico que tiende a sorprendernos más: no reduce la visibilidad, sopla racheado y aparece y desaparece por la presencia de vehículos pesados u obstáculos. Es por ello que saber cómo reaccionar cuando conducimos con viento nos puede evitar algún que otro susto.

Alquiber te da las claves para conducir con viento

Cómo actuar con viento en carretera

Anticipación: fíjate en la vegetación, las mangas de viento, nubes de polvo, etc. Estos objetos te pueden prevenir de hacia dónde sopla el viento y cuál es su intensidad.

Reduce la velocidad: al reducir la velocidad, el propio peso del coche aumentará el agarre a la carretera.

Utiliza un régimen alto de revoluciones: obtendrás una mayor capacidad de respuesta del motor si fuese necesario y, así, mantener más fácilmente la trayectoria del vehículo.

Sujeta firmemente el volante: para hacer frente a las rachas de viento, agarra el volante con las dos manos y de forma firme, evitando movimientos bruscos. Si es necesario, haz una ligera presión hacia el lado desde el que sople el viento para corregir la trayectoria.

Precaución con vehículos grandes: al cruzarnos o adelantar a camiones o vehículos grandes, es habitual que éstos generen un efecto pantalla, interrumpiendo durante unos instantes el viento. Esto suele causar que primero el vehículo se desplace hacia el lado de donde proviene el viento y repentinamente, al pasar el camión, hacia el lado contrario.

Atención con túneles y puentes: a la salida de túneles o de zonas resguardadas, como pasa al adelantar, el viento nos puede sorprender y empujarnos fuera de la trayectoria.

Cuidado con los remolques: si llevamos un remolque o si nuestro propio vehículo tiene una altura considerable, debemos tener una mayor precaución, ya que seremos más fácilmente desestabilizables.

Recuerda que los neumáticos son el único punto de contacto entre el coche y el asfalto, por lo que llevarlos en un estado adecuado no solo es obligatorio, sino que resulta de gran ayuda en esas situaciones, así como el mantenimiento preventivo del vehículo.

Quizás te interesen nuestros consejos para conducir con nieblahielo y nieve o lluvia.

 

Fuente: DGT

Compartir en:

Publicaciones destacadas

Por qué deberías aparcar marcha atrás en batería

Por qué deberías aparcar marcha atrás en ...

Alquiber dona más de 1.200 kg de alimentos para familias desfavorecidas

Alquiber dona más de 1.200 kg de alimentos ...

Filtro de partículas: como evitar las averías en vehículos diésel

Filtro de partículas: como evitar las ...

Últimas publicaciones

Gran éxito de la IV Legua de Villanueva de Perales – Trofeo Alquiber

Gran éxito de la IV Legua de Villanueva de ...

El mago y otras formas de coger el volante que conllevan sanción

El mago y otras formas de coger el volante ...

Seguridad pasiva en el automóvil: reducir el daño al mínimo

Seguridad pasiva en el automóvil: reducir ...

Suscríbete a nuestra newsletter

+

Calcula tu presupuesto

Solicitar presupuesto para*

Tipo de vehículo:

Número de vehículos:

Me muevo por:

Datos personales: