Blog

Seguridad pasiva en el automóvil: reducir el daño al mínimo

Volver
Inicio Blog Seguridad pasiva en el automóvil: reducir el daño al mínimo

19 sep

Seguridad pasiva en el automóvil: reducir el daño al mínimo

Me gusta

Cuando el accidente no se ha podido evitar, los elementos de seguridad pasiva intentan minimizar el daño de pasajeros y peatones.

Qué es la seguridad pasiva

Los vehículos actuales están equipados con elementos de seguridad que disminuyen el número de accidentes y el daño en los accidentados. Estos sistemas se dividen en dos categorías: sistemas de seguridad activa, que intentan evitar que se produzcan los accidentes; y sistemas de seguridad pasiva, que evitan que se produzcan lesiones graves o mortales una vez el accidente se ha producido.

¿Cuáles son los sistemas de seguridad pasiva?

Cinturones de seguridad y otros sistemas de retención: según la DGT, los cinturones de seguridad reducen en un 45% las muertes por accidente. Si todavía piensas que la obligatoriedad de su uso es injustificada, mira el siguiente vídeo:

También se consideran sistemas de seguridad pasiva las sillas para niños o los sistemas de retención para mascotas.

Airbags: evitan que los pasajeros se golpeen directamente con algún elemento del vehículo. Empezaron utilizándose sólo para el conductor y el copiloto, pero por suerte cada vez se utilizan en más zonas del vehículo y para todos los ocupantes.

Carrocería y chasis: la propia estructura del vehículo se diseña para absorber golpes e, incluso, impedir que el motor acceda a la cabina. Además de proteger al ocupante, se deforma para evitar daños graves en caso de atropello.

Reposacabezas: sí, éstos también cumplen su función. Siempre que estén correctamente ajustados en altura, será el elemento que más nos protegerá del latigazo cervical.

Cristales: el parabrisas está compuesto por vidrio laminado, lo que supone que, al romperse, los fragmentos se queden en el parabrisas y así no salten y dañen a los ocupantes. El resto de cristales están fabricados con vidrio templado. Éste es más resistente que un vidrio normal y al romperse lo hace en múltiples fragmentos pequeños y redondeados. Así, pueden ser partidos para salir del vehículo si hay un bloqueo de las puertas o en caso de vuelco, pero es difícil que causen algún daño a los ocupantes.

Compartir en:

Publicaciones destacadas

Por qué deberías aparcar marcha atrás en batería

Por qué deberías aparcar marcha atrás en ...

Alquiber dona más de 1.200 kg de alimentos para familias desfavorecidas

Alquiber dona más de 1.200 kg de alimentos ...

Filtro de partículas: como evitar las averías en vehículos diésel

Filtro de partículas: como evitar las ...

Últimas publicaciones

Gran éxito de la IV Legua de Villanueva de Perales – Trofeo Alquiber

Gran éxito de la IV Legua de Villanueva de ...

El mago y otras formas de coger el volante que conllevan sanción

El mago y otras formas de coger el volante ...

Seguridad pasiva en el automóvil: reducir el daño al mínimo

Seguridad pasiva en el automóvil: reducir ...

Suscríbete a nuestra newsletter

+

Calcula tu presupuesto

Solicitar presupuesto para*

Tipo de vehículo:

Número de vehículos:

Me muevo por:

Datos personales: